Monday, March 24, 2008

Ríver ya es puntero




Superó a Vélez jugando un gran primer tiempo
Así si, Ríver

River venció a Vélez por 2-0 en el estadio José Amalfitani, de Liniers. Los goles fueron convertidos por el chileno Alexis Sánchez y el colombiano Radamel Falcao García, ambos en el primer tiempo. En el complemento fue expulsado Pablo Lima, del equipo local. Ahora, los de Núñez comparten provisoriamente la punta con Boca, vencedor de Colón en la Bombonera.

El fútbol se mantiene en el corazón de los hinchas por ser un deporte tan dinámico como imprevisible. Cada domingo (o viernes o sábado o lunes, según lo disponga la televisión) se renueva el amor y el fervor por la camiseta, elemento sagrado del espectador del fútbol, en el que, por suerte, todavía cree. El dinamismo de este simple y mundialmente difundido deporte es el que permite explicar los vaivenes de equipos como Ríver, que pueden pasar de penar frente a ignotos e inexpertos conjuntos por la Copa LIbertadores (frente a San Martín de Perú, por ejemplo) a frenar la marcha sólida y eficiente del puntero del competitivo campeonato local, Vélez, y en su propia cancha. ¿Evolución en el trabajo de conjunto?¿Circunstancias particulares del juego más impensado del planeta? Sin dudas, hay elementos que responden a ambas preguntas.
El conjunto de Diego Simeone mostró, durante el primer tiempo del partido de ayer, la coincidencia de tres virtudes fundamentales en el fútbol de todos los tiempos: gambeta, sociedades y agresividad. Para eso, es decisivo tener la pelota mucho tiempo más que el rival. Algo que los de Núñez lograron también a partir del gran trabjo de recuperación que encabezó Leonardo Ponzio, y que secundaron con mucha disciplina Matías Abelairas y el mismísimo Alexis Sánchez. El chileno fue la figura del encuentro. Encaró a todos los rivales que debió enfrentar en cualquier sector de la concha, fue conductor y ejecutor de su equipo y pidió la pelota permenentemente, comprometiéndose con el partido en forma íntegra. La primera mitad del partido lo tuvo como amo y señor del espectáculo. Además, contó con la descomunal participación del cada vez más afianzado Diego Buonanotte, otro petiso encarador y combativo que no se achica ante ningún adversario. La aparición de Mauro Rosales en el gran nivel que se le reclamaba es otro alentador para River. El rosarino desequilibró siempre por la derecha y el centro del ataque millonario, y fue otro de los miembros de la sociedad que definió el partido en Liniers.
El párrafo aparte es para el colombiano Radamel Falcao García. Un delantero completo. Esta vez le tocó jugar en el área, como referencia ofensiva obligada de su equipo. Allí mostró también grandes recursos técnicos y mucha picardía, que obligan a Oscar Abreu a dar lo mejor en los próximos partidos para sostenerse entre los titulares. Su ausencia permitió que River lograra hacer circular la pelota con más continuidad en los últimos metros de la cancha. Además, las variantes generadas por la gran cantidad de talentos que desplegó Simeone en el campo de juego eliminó el compromiso de terminar todas las jugadas en centros aéreos.
El segundo tiempo fue de Vélez hasta la expulsión de Pablo Lima, un habitué de la tarjeta roja. De ahí en más, los de Tocalli asumieron la superioridad de los visitantes y el partido decayó en su ritmo y su nivel de juego.
River está en la punta junto a Boca. Seguramente, sólo por unos días, ya que se descuenta que Estudiantes obtendrá los puntos del partido suspendido frente a Racing. De todos modos, los millonarios están mostrando buenas intenciones sobre el césped. Y eso es una buena noticia para sus hinchas.

TANOPERIODISTA

1 comment:

Kazilar said...

SECURITY CENTER: See Please Here